Un futuro más seguro e inteligente para la atención sanitaria

Ambulancias sin conductor, consultas médicas a través de realidad virtual, planes de tratamiento diseñados mediante algoritmos y medicamentos entregados por drones: ese futuro ya ha llegado.

Una gran cantidad de informes ha puesto de manifiesto las ventajas de la tecnología digital en el sector sanitario. Uno de ellos sugiere que la inteligencia artificial (IA) podría reducir a la mitad los costes médicos mediante un desarrollo más rápido y preciso de diagnósticos y planes de tratamiento.

En la actualidad, los médicos pueden hacer un seguimiento remoto de sus pacientes y coordinar complejos planes de atención por ordenador, en lugar de tener que hacer llamadas telefónicas, enviar cartas o buscar en archivadores los desgastados historiales de sus pacientes.

La promesa digital

La promesa digital es que los médicos podrán atender a más pacientes, hacer diagnósticos más rápidamente y llevar a cabo el seguimiento por SMS y mensajes de correo electrónico, para reducir las visitas innecesarias a clínicas y hospitales.

Los pacientes siguen confiando más en los médicos que en la tecnología

Al aprovechar toda la tecnología que se está desarrollando, la dinámica sanitaria también tenderá hacia la prevención y reducirá la creciente carga de las enfermedades.
Sin embargo, y aunque los profesionales médicos desean conseguir métodos avanzados que reduzcan su carga de trabajo, el público sigue desconfiando de que unos microprocesadores se encarguen de su atención sanitaria, en lugar de manos humanas.

Tendencias y estadísticas: todo depende de la confianza

• La encuesta «The Future of Health Index» (Índice del futuro de la sanidad) de Philips sitúa la «confianza» en los sistemas sanitarios actuales en un preocupante 54 %, y solo el 11 % de los encuestados estaría dispuesto a consultar a un doctor tipo holograma basado en inteligencia artificial.

• Asimismo, según un estudio de la empresa de consultoría Accenture, los encuestados depositaron la máxima confianza en sus médicos y la mínima en la tecnología de artículos vestibles y aplicaciones sanitarias.

• Los sucesivos fallos de TI y ciberataques no han ayudado mucho a tranquilizar al público. El ataque de ransomware WannaCry de mayo de 2017 afectó a 150 países y paralizó los ordenadores de 47 instituciones del sistema nacional de salud del Reino Unido, lo que provocó la cancelación de operaciones y que las unidades de accidentes y urgencias no pudieran atender a la gente. Los ataques dirigidos a los datos sanitarios están aumentando —los estudios indican un aumento del 300 % en los últimos tres años— y, el año pasado, un hacker llamado «The Dark Overlord» (el Señor Oscuro) puso a la venta más de 650 000 historiales médicos de pacientes en la «Dark Web».


La necesidad de sistemas seguros

Estas tendencias y estadísticas tan pesimistas se pueden invertir si se aprovecha la oportunidad de oro para recalibrar la atención sanitaria asociada al auge de tecnología de artículos vestibles —que han pasado de ser simples juguetes electrónicos a un negocio mundial valorado en 20 000 millones de euros— y al aumento de los usuarios de teléfonos inteligentes a 6100 millones en todo el mundo de aquí al año 2020. Se pueden aprovechar una multitud de innovaciones capaces de rescatar los agotados sistemas sanitarios del desastre financiero de tener que atender a poblaciones envejecidas con enfermedades crónicas. Sin embargo, la necesidad más acuciante que afecta al sector de la sanidad es la de contar con sistemas seguros capaces de ayudar a los profesionales sanitarios a acceder a tecnología que marque la diferencia. El Dr. Paul Tunnah, experto digital y Presidente y CEO de Pharmaphorum, una empresa de contenido y comunicaciones, cree que el público y los proveedores también deben adoptar una nueva mentalidad para aceptar la capacidad que ofrece la tecnología para crear mejores modelos de trabajo y reducir el tiempo y los costes de los servicios.

La protección de los dispositivos en el Internet de las cosas médicas (IoMT)

Es posible que esa convergencia no quede muy lejos si tenemos en cuenta un informe de McKinsey según el cual el 75 % de los pacientes espera usar servicios digitales en el futuro. Los sistemas de protección integrados, como el galardonado sistema Secure Medical Visibility de G+D, que protege a hospitales y médicos contra los ciberataques, ya funcionan con eficacia y favorecen la confianza del público. La empresa trabaja también con una tarjeta de paciente inteligente que gestiona los datos en todo el ecosistema sanitario y garantiza la protección de la información a la que solo se puede acceder con la autorización de los pacientes.

…para ofrecer a los pacientes la confianza necesaria para usar los dispositivos médicos emergentes, los fabricantes deben abordar los riesgos asociados a la ciberseguridad durante las fases iniciales de ingeniería y diseño de los requisitos…

 «

Kevin Fu, Director del Archimedes Center for Medical Device Security

Un artículo de Kevin Fu, profesor adjunto de la Universidad de Michigan y director del Archimedes Center for Medical Device Security, pone de manifiesto la necesidad de seguridad en todos los puntos de un ciclo sanitario, y concluye:
«Para ofrecer a los pacientes la confianza necesaria para usar los dispositivos médicos emergentes, los fabricantes deben abordar los riesgos asociados a la ciberseguridad durante las fases iniciales de ingeniería y diseño de los requisitos, para luego, después de la fase de comercialización, continuar la supervisión durante todo el ciclo de vida del producto».
El médico del futuro tiene un nuevo maletín que puede usar, pero ese maletín solo estará disponible cuando el público crea que sus datos están seguros. Muchas empresas están abordando ese reto con éxito, pero el sector sanitario debe invertir ahora en estructuras de TI seguras para frustrar los ciberataques y garantizar que los pacientes y los médicos puedan cosechar los frutos.


G+D apoya la salud digital

Asistencia sanitaria inteligente 2.0

Sobre la base de una amplia experiencia en la protección de infraestructuras críticas en el sector de la sanidad, G+D no solo ayuda a las instituciones en su carrera para aumentar su ciberseguridad, sino que cuenta con una solución modular que les permite proteger la conectividad del Internet de las cosas médicas (IoMT, por sus siglas en inglés) tanto en el caso de nuevos dispositivos como de retroinstalaciones.

  «Más información sobre la senda segura hacia la Atención sanitaria inteligente 2.0»

Tarjetas sanitarias inteligentes

Con un enfoque de tipo cerradura y llave, las tarjetas sanitarias inteligentes de G+D protegen la identidad tanto de los pacientes como de los profesionales sanitarios y los farmacéuticos. Asimismo, cuentan con un potente sistema de gestión de aplicaciones de tarjetas para que los emisores puedan gestionarlas.

  «Explore el abanico de posibilidades de las tarjetas sanitarias inteligentes»

Contact us

Su contacto para Argentina
  Cambiar la ubicación

Giesecke & Devrient América do Sul Indústria e Comércio de Smart Cards Sociedade Anonima

mobilesecurity-brazil@gi-de.com

Nombre Apellidos Correo electrónico Empresa Su mensaje
El envío del presente formulario de contacto conlleva la aceptación por mi parte de que mis datos se procesen en respuesta a la consulta, tal como se establece en la <a href="es/ar/proteccion-de-datos/" class="ce--link" title="G+D privacy policy" target="_blank">política de privacidad de G+D.</a>. Tratamiento Sr. Sra.
mobilesecurity-brazil@gi-de.com ar ms es https://www.gi-de.com/es/ar/mobile-security/tendencias/medico-digital/ https://www.gi-de.com/es/ar/mobile-security/tendencias/medico-digital/