Vuelve el efectivo

¿Pagar con efectivo las compras online de los comerciantes minoristas? Barzahlen.de, una empresa del ámbito de la tecnología financiera ubicada en Berlín, está creando una nueva infraestructura de efectivo con la que está consiguiendo un número creciente de empresas y usuarios. En la actualidad, la empresa se está expandiendo por Europa.

Ha sido una revolución silenciosa. En la primavera de 2013, el servicio público de la ciudad alemana de Düsseldorf cerró todos los cajeros automáticos de sus centros de atención al cliente. A partir de ese momento, los clientes que quisieran pagar el recibo de la luz en efectivo podrían hacerlo en más de 40 comercios del área de Düsseldorf. Esto supuso un ahorro de tiempo de desplazamiento para los clientes y un ahorro de dinero para los servicios públicos, ya que cada año se siguen pagando miles de facturas en efectivo.

La empresa de nueva creación Barzahlen.de con sede física gestiona en la actualidad todas las transacciones de efectivo. Esta empresa del ámbito de la tecnología financiera, que previamente había sido proveedora de servicios de pago para comercios online, pasó a ser la proveedora de una enorme infraestructura de efectivo. En la actualidad se dirige a empresas que cuentan con masivas cantidades de clientes, como grupos de empresas minoristas. Esta iniciativa está devolviendo la vida al mercado de los pagos en Alemania, y no tardará mucho en hacerlo en toda Europa.

«Fundamos Barzahlen.de en 2011, cuando todavía estábamos en la universidad», recuerda Sebastian Seifert, uno de los fundadores. Se dieron cuenta de que muchos clientes cancelaban la compra online al seleccionar la forma de pago. Al mismo tiempo, según el Banco Federal Alemán, el 80 % de todas las transacciones de Alemania se hacían en efectivo, pero no online. «Eso nos llamó tanto la atención que tuvimos que empezar a trabajar con la digitalización del efectivo», con la premisa de que resultaba mucho más barato que los ingresos de efectivo en los bancos y las cajas de ahorro.

Ni siquiera alguien que tenga 26 años como yo, vivirá para ver el día en que el efectivo deje de ser el rey.

 «

Sebastian Seifert, cofundador de Barzahlen.de


Una vez aceptada la forma de pago, los bancos entraron en juego.

El concepto: un simple escaneo

Los fundadores trabajan en un concepto sencillo: los clientes que hacen una compra online reciben un justificante de pago por correo electrónico, SMS o correo postal, que incluye un código de barras. Luego presentan ese código de barras en la caja del supermercado, allí mismo se escanea y el cliente paga en efectivo. El sistema de pago de la caja notifica el pago al comercio online, y éste envía los artículos solicitados al cliente.

¿Quiénes son los clientes? Algunos son personas acomodadas que compran por Internet, pero que se preocupan por la seguridad y no quieren indicar sus datos online. Por otro lado, también están los grupos de renta baja que utilizan efectivo para poder controlar sus gastos. Según Seifert: «Los taxistas, los camareros y los vendedores suelen hacer un reintegro al principio de cada mes, para así poder saber cuánto les queda en todo momento. Y muchos de ellos compran online porque es más barato, pero no tienen tarjeta de crédito y no pueden pagar contrareembolso o por PayPal».

Una vez aceptada esta forma de pago por muchos clientes y comercios minoristas, los bancos entraron en juego. «¿Por qué no ofrecemos nuestra infraestructura de efectivo a aquellos que más lo necesitan?», añade Seifert. Para demostrar que este sistema funciona, Barzahlen puso un ejemplo práctico con la empresa de tecnología financiera N26, un banco directo especializado en gestión de cuentas a través del teléfono inteligente.

Crecimiento en muchos sectores

Poco a poco, Barzahlen está entrando en nuevos sectores, como los seguros y las telecomunicaciones, o los servicios de gestión de reclamaciones. Entre sus clientes, se incluyen los proveedores regionales y nacionales de energía, así como más de 7500 comercios minoristas, y lo utilizan unas 700 empresas de diez sectores distintos.

A finales de 2015, Barzahlen presentó su solución para hacer ingresos y pagos en efectivo desde una cuenta bancaria separada. Un banco asociado presta el servicio y ahora los clientes de cualquier banco pueden hacer ingresos o reintegros de efectivo al realizar compras, y pueden acudir durante el horario comercial. La red minorista está formada por unos 10 000 comercios, a los que acude medio millón de clientes finales para pagar en caja sus facturas de teléfono, seguros o alquiler. «Los clientes quieren que los servicios bancarios más simples estén disponibles en un lugar al que van a ir de todos modos», opina Seifert, que añade también: «Por eso los comercios minoristas irán asumiendo poco a poco este trabajo».

Ha llegado el momento de entrar en las operaciones internacionales: esta iniciativa comenzará en Austria y Suiza, y luego se extenderá al sur y al este de Europa. Seifert está seguro de que este negocio durará mucho tiempo. Después de todo, las operaciones de pago digitales están creciendo y el uso de efectivo se está reduciendo, aunque mucho más lentamente de lo que se creía, según el fundador. «Ni siquiera alguien que tenga 26 años como yo vivirá para ver el día en que el efectivo deje de ser el rey».


Descargar

Informe sobre tendencias de la digitalización

Puede obtener más información sobre la empresa de tecnología financiera Barzhalen.de y su modelo empresarial en un artículo de nuestro Informe sobre tendencias actual.