Procesamiento de efectivo - El paquete de efectivo como servicio.

La subcontratación no se limita a los servicios de TI. El procesamiento mecánico de grandes cantidades de efectivo también resulta muy adecuado para este proceso. Requiere menos inversiones, menos empleados y menos mantenimiento de la maquinaria por parte del banco central o comercial. Este servicio se calcula principalmente a partir de la cantidad de efectivo procesado, por ejemplo, en el Banco Central de Brasil, donde G+D Currency Technology lleva a cabo el procesamiento de efectivo.

Los billetes de reales se suministran sellados en sacos de plástico (sacas seguras) y se colocan en palés. Las empresas de transporte de fondos transportan el efectivo directamente a los diez centros de efectivo nacionales controlados por el Banco Central de Brasil, donde G+D realiza el procesamiento de efectivo. El efectivo procede de sus sucursales y clientes. Unos sistemas avanzados comprueban la calidad de los billetes y llevan a cabo su clasificación, verificación y recuento. La cantidad, una vez verificada totalmente, se compara con la cantidad indicada por el depositante. Si la cifra del registro de efectivo no coincide, los valores se abonan a las cuentas respectivas; de lo contrario, se comunican las diferencias. El efectivo que sigue siendo apto para la circulación se devuelve al ciclo del dinero. Los billetes no aptos para la circulación se pueden destruir de forma segura en las máquinas clasificadoras.

Bancos y efectivo son dos conceptos inseparables. Sin embargo, el procesamiento de grandes cantidades de efectivo plantea complicaciones cada vez mayores para los bancos centrales y comerciales de todo el mundo. «Necesitan máquinas que puedan trabajar con distintas cantidades y denominaciones de billetes; necesitan empleados que puedan utilizar, realizar el mantenimiento y reparar los sistemas; y necesitan expertos que ajusten esas máquinas para que trabajen a la perfección con los billetes en circulación», observa Reinhard Hofer, Director del programa mundial de servicios administrados de G+D Currency Technology. «Ninguna de esas actividades es la actividad principal de los bancos centrales y comerciales». Como resultado, las entidades financieras están recurriendo cada vez más a la subcontratación de esos servicios. Uno de los clientes de subcontratación más importantes de G+D Currency Technology es el Banco Central de Brasil.


Funcionamiento de la subcontratación y ventajas de los servicios administrados

Procesamiento de efectivo como competencia clave

G+D Currency Technology es un grupo tecnológico con sede en Múnich que lleva desde la década de 1970 desarrollando sistemas de recuento y clasificación automáticos de billetes de banco y, en particular, de verificación de su autenticidad. Los primeros bancos centrales en recurrir a terceros para procesar el efectivo lo hicieron hace más de diez años. Por este motivo, G+D Currency Technology amplió su oferta para prestar toda la asistencia correspondiente a unos centros de efectivo avanzados y eficientes, desde la sala de procesamiento hasta el servicio completo. Esa asistencia incluye, por ejemplo, hardware y software con todos los reequipamientos y las mejoras necesarios; personal para hacer funcionar las máquinas y, en algunos aspectos, trabajar con ellos mano a mano; empleados que realicen el mantenimiento de la maquinaria y la reparen en caso necesario; soluciones de seguridad y expertos para actualizar el software y realizar análisis de datos.

«Nos ocupamos de gestionar los centros de efectivo y las actividades operativas cotidianas de nuestros clientes», explica Reinhard Hofer, Responsable de servicios administrados. «Gracias al ahorro en costes, a una mayor flexibilidad y a una escalabilidad simple, durante estos últimos años, un número creciente de bancos nos han elegido como socio de subcontratación para procesar efectivo». Entre estos bancos se encuentra el Banco Central de Brasil y el Banco do Brasil, el banco comercial más importante del país, que en la actualidad cuenta con 13 centros de efectivo gestionados por G+D Currency Technology. La contabilidad se lleva a cabo de acuerdo con los paquetes de efectivo procesados, por ejemplo, un paquete equivale a 1000 billetes.

Evolución del volumen de efectivo

El volumen de efectivo está creciendo en todo el mundo. El valor del efectivo en circulación en la eurozona se ha duplicado en los últimos diez años. En China hay más de 100 000 millones de billetes en circulación y la tasa anual de aumento supera el 10 %. Hay 500 000 millones de billetes en circulación en todo el mundo. Sin embargo, como destacó un reciente Documento de trabajo del FMI, el efectivo juega un papel subordinado en la estrategia bancaria operativa. Los billetes representan un servicio de atención al cliente para los bancos y llevan asociados un esfuerzo logístico y gastos. Por ello, para algunas entidades es rentable subcontratar el procesamiento de efectivo.


Los bancos se concentran en su actividad principal

Principales ventajas de la subcontratación para los bancos:

  • Gastos de explotación en lugar de gastos de capital: las entidades financieras transfieren la inversión a largo plazo a los gastos de explotación.

  • Reducción de los riesgos: G+D Currency Technology asume las actividades de procesamiento de efectivo, lo que genera un rendimiento garantizado con unos costes calculables para el banco.

  • Más eficiencia: El seguimiento y la optimización de procesos son competencias clave de G+D Currency Technology.

El procesamiento de efectivo no forma parte de la actividad principal de los bancos.

 «

Reinhard Hofer
Director del programa mundial de servicios administrados.


Ejemplo: el Banco Central de Brasil

Imagen: Vinicius Tupinamba I ©Shutterstock

Servicio utilizado en el Banco Central de Brasil desde 2009

El volumen de efectivo en Brasil ha ido aumentando constantemente durante muchos años: en abril de 2013, había en circulación un valor total de 5200 millones de reales en efectivo. Esa cifra alcanzó los 6000 millones en abril de 2017 (fuente: Banco Central de Brasil). «El índice anual medio de aumento del volumen de efectivo es aproximadamente del 5 % en Brasil», afirma Reinhard Hofer, Director del programa mundial de servicios administrados de G+D Currency Technology.

El procesamiento de estos billetes suponía grandes complicaciones para el banco central a finales del siglo XX. La cantidad creciente de billetes en circulación resultaba prácticamente imposible de gestionar con las estructuras existentes. En muchos lugares, el efectivo se procesaba únicamente con máquinas pequeñas. Por consiguiente, el Banco Central de Brasil tomó una decisión en 1999 para aumentar la eficiencia de sus procesos. Desde 2009, el banco utiliza los servicios administrados de G+D Currency Technology.

Del centro de costes al centro de beneficios, gracias a G+D Currency Technology.

 «

Reinhard Hofer
Director del programa mundial de servicios administrados.

10 salas de efectivo y 80 empleados repartidos por todo Brasil.

Reinhard Hofer explica que el Banco Central de Brasil habría tenido que invertir en maquinaria, hardware y personal al comenzar el nuevo milenio para poder procesar la enorme cantidad de billetes de reales. En lugar de hacer una inversión de ese tipo con obligaciones a largo plazo, se tomó la decisión de adoptar un modelo con un precio calculable: la subcontratación. «En lugar de un centro de costes, el procesamiento de efectivo debería convertirse en un centro de beneficios», observa Hofer. La colaboración con G+D Currency Technology abarca en la actualidad diez centros de efectivo repartidos por todo Brasil. Unos 80 empleados (los «expertos locales») llevan a cabo todo el procesamiento de efectivo en los centros de efectivo.

En el Banco Central de Brasil se utilizan cuatro tipos de máquinas, cada una de ellos con distintos niveles de automatización y capacidad de procesamiento. El sistema BPS® M7 es el modelo más rápido y procesa más de 100 000 billetes por hora. Los flujos de trabajo están muy automatizados: un empleado introduce los billetes de reales y el BPS® M7 se ocupa del procesamiento. Al final del proceso, el resultado son paquetes de efectivo termosellados. «La configuración general del sistema adecuada para un cliente en concreto depende, sobre todo y en primer lugar, de la cantidad que se vaya a procesar», explica Hofer.

No se pueden generalizar las ventajas de comprar o alquilar, ya que los aspectos importantes para cada empresa varían enormemente entre los bancos centrales y comerciales. Sin embargo, hay algo que está claro: el procesamiento de efectivo como servicio es ciertamente una opción interesante para los bancos que quieren concentrarse en sus competencias clave.


Contact

Su contacto para España
  Cambiar la ubicación

Giesecke+Devrient Currency Technology GmbH

+49 89 4119-0

currency-technology-automation@gi-de.com

Nombre Apellidos Correo electrónico Empresa Su mensaje
El envío del presente formulario de contacto conlleva la aceptación por mi parte de que mis datos se procesen en respuesta a la consulta, tal como se establece en la <a href="es/es/currency-technology/proteccion-de-datos/" class="ce--link" title="G+D privacy policy" target="_blank">política de privacidad de G+D.</a>. Tratamiento Sr. Sra.
currency-technology-automation@gi-de.com es ct es https://www.gi-de.com/es/es/currency-technology/tendencias/servicios-administrados/paquetes-como-servicio/ https://www.gi-de.com/es/es/currency-technology/tendencias/servicios-administrados/paquetes-como-servicio/